Parte 11: Las primeras cosas vienen de forma diferente y 2. de lo que uno piensa

El plan era que a partir de otoño de 2020 pasaríamos el invierno en la casa de huéspedes durante unos meses cada año y desde aquí emprenderíamos siempre nuevos viajes por Marruecos.

Driss quería devolvernos el dinero prestado con sus ingresos por el alquiler de las habitaciones.

Pero entonces Corona se interpuso. Durante 3 años ya no pudimos viajar a Marruecos y Driss no pudo ni alquilar habitaciones ni ganar algo de dinero en su tienda de Essaouira. Por supuesto, también apoyamos un poco a su familia durante este tiempo para que al menos pudieran comprar algo de comer.

Cuando por fin se nos permitió volver a entrar en el país en octubre de 2022, enseguida quedó claro que, por desgracia, sólo unos pocos turistas viajaban de nuevo hacia Meski.

Para colmo de males, el maravilloso manantial del oasis se había secado entretanto, con lo que el turismo era aún menor.

La piscina era un punto de atracción para muchos turistas

Quedó claro que no nos devolverían el dinero, sino que a partir de ahora seríamos simplemente socios de Driss y que nuestras habitaciones no sólo servirían como punto de partida para nuestros viajes, sino que participaríamos activamente en el funcionamiento de la pensión.